24 julio, 2006

LOS HIJOS: LO MAS IMPORTANTE


Hace unos días, concretamente el 12 de julio pasado, escribía en el post “El arte de educar” que en el tema de la educación ya está todo inventado. Venía esto a colación por el hecho de que, en la actualidad, muchos padres estamos preocupados por la educación de nuestros hijos, al comprobar la cantidad de estímulos externos que ellos reciben cada día y que en la mayoría de las ocasiones van en contra de los principios que queremos transmitirles. Pensamos que en estas condiciones es mucho más difícil educar a los hijos que lo fue para nuestros padres. Sin embargo, esto no es así. Ayer, navegando en internet en busca de nuevos temas para este blog descubrí el siguiente texto:

“Los padres son los principales educadores de sus hijos, tanto en lo humano como en lo sobrenatural, y han de sentir la responsabilidad de esa misión, que exige de ellos comprensión, prudencia, saber enseñar y, sobre todo, saber querer; y poner empeño en dar buen ejemplo. No es camino acertado, para la educación, la imposición autoritaria y violenta. El ideal de los padres se concreta más bien en llegar a ser amigos de sus hijos: amigos a los que se confían las inquietudes, con quienes se consultan los problemas, de los que se espera una ayuda eficaz y amable.

Es necesario que los padres encuentren tiempo para estar con sus hijos y hablar con ellos. Los hijos son lo más importante: más importante que los negocios, que el trabajo, que el descanso. En esas conversaciones conviene escucharles con atención, esforzarse por comprenderlos, saber reconocer la parte de verdad -o la verdad entera- que pueda haber en algunas de sus rebeldías. Y, al mismo tiempo, ayudarles a encauzar rectamente sus afanes e ilusiones, enseñarles a considerar las cosas y a razonar; no imponerles una conducta, sino mostrarles los motivos, sobrenaturales y humanos, que la aconsejan. En una palabra, respetar su libertad, ya que no hay verdadera educación sin responsabilidad personal, ni responsabilidad sin libertad.

Los padres educan fundamentalmente con su conducta. Lo que los hijos y las hijas buscan en su padre o en su madre no son sólo unos conocimientos más amplios que los suyos o unos consejos más o menos acertados, sino algo de mayor categoría: un testimonio del valor y del sentido de la vida encarnado en una existencia concreta, confirmado en las diversas circunstancias y situaciones que se suceden a lo largo de los años.”

Se trata de un fragmento de una homilía pronunciada en Navidad de 1970 por San Josemaría, en la que se muestra la afirmación de que todo está inventado. ¡Pero es que además funciona!

Creo que sobra cualquier otro comentario.

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

Anonymous Un padre said...

Está bien. Mueve a la reflexión y sin querer (o queriendo no lo se) me surgen muchas preguntas y consideraciones. Como por ejemplo:

• Somos padres porque hemos sido hijos

• La educación es un esfuerzo que nuestros hijos aceptan o no. De ahí su libertad

• Nadie puede dar lo que no tiene. Se educa con el ejemplo y con un suave silencio (cargado de ejemplaridad)

• Nadie es dueño de la libertad de sus hijos.

• "Al anochecer nos examinarán en el amor" (San Juan de la Cruz)

• Educar ¿qué es? Transmisión de Valores, Hábitos, Virtudes, Cultura, Educación... Vale. Pero para mi que sólo es enseñar a amar

• Se enseña a amar amando, pero no sólo a nuestros hijos, sino también a sus amores (que a veces no son los nuestros -que me lo digan a mi-) y también amando los "amores difíciles", me refiero al cámino de la virtud que no es precisamente fácil.

• Creo que nuestros hijos nos superan a todos en una cosa. Ellos son expertos en cariño. Es de lo que más entienden.

• De aquí que yo me pregunte y te invite a ti a preguntarte

o ¿cómo es la calidad de tu amor?
o ¿eres bueno o virtuoso?
o ¿Tus hijos sienten que les quieres o que quieres lo que merece la pena ser querido?
o Amas a tus amores difíciles (los que implican sacrificio y obligación)
o ¿Eres un buen hijo?
o …

Ya se, me he puesto estupendo. Pero, a veces, me pongo a pensar…

25/7/06 10:59  
Anonymous Anónimo said...

Me ha encantado tu comentario de hoy. En que poco espacio se pueden decir tantas cosas sensatas. De paso te felicito por la nueva imagen de tu Blog, me gusta.

25/7/06 23:54  

Publicar un comentario

<< Home