02 octubre, 2006

USO RESPONSABLE DE INTERNET


Nadie pone en duda hoy la utilidad que tiene internet en los ámbitos sociales, culturales y económicos de nuestra sociedad. La red de telecomunicaciones nacida en 1969 en los EE.UU., como experimento del ministerio de defensa americano, y a la cual están conectadas centenares de millones de personas, organismos y empresas en todo el mundo, es como una biblioteca ilimitada repleta de información que se actualiza en cada momento. Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que la red de redes se está convirtiendo a pasos agigantados en el medio más influyente de la llamada Sociedad de la Información. Pero toda esa cantidad de información disponible desde el ordenador del usuario, en muchas ocasiones no es adecuada para todos los públicos, precisamente por estar todo tipo de información al alcance de cualquiera, sin un control de una autoridad central que supervise lo que allí se expone.

Así, un menor que se conecte a internet sin la vigilancia de un adulto estará expuesto a los peligros derivados de estar en contacto, aunque este sea virtual, con la delincuencia en todos sus ámbitos, la pornografía, la prostitución, ... Es decir, un menor que navegue sólo por internet podrá: 1)
Estar expuesto a contenidos pornográficos, violentos, xenófobos, ... ; 2) Entrar en contacto con pederastas, secuestradores, bandas de delincuentes comunes, redes de prostitución y tráfico de menores, narcotraficantes, sectas, ... ; 3) Ser víctima de engaños cuya finalidad última son los contactos sexuales; 4) Ser víctima de engaños para obtener datos de cuentas, tarjetas, y otros, con el fin de usarlos para producir quebrantos económicos; 5) Estar en contacto con instrucciones para iniciarse en el fraude, la piratería, la drogadicción, ...

Contra esta cascada de peligros potenciales, que van en contra de la formación moral y humana de nuestros hijos, se pueden hacer multitud de cosas, todas ellas en función de su edad. En general podríamos decir que es conveniente: A)
Que los padres manejen el ordenador al menos al mismo nivel que los hijos, para que éstos sean conscientes de que se tiene el control; B) Que exista un fin determinado que aporte algo, a la hora de utilizar internet; C) Hablar habitualmente con los hijos de internet, procurando saber que ven y consultan a diario; D) Navegar algunas veces con ellos para enseñarles y resolver las dudas que surjan; E) Instalar filtros (por ejemplo: Optenet o Control Paternal) que impidan el acceso a espacios o la recepción de contenidos no recomendados, como páginas de sexo, violencia, drogas, ... ; F) Situar el ordenador en una zona común de la casa o en una zona de tránsito, pero nunca en las habitaciones de los hijos; G) Procurar que los hijos hagan uso de internet cuando en casa esté una persona adulta; H) Utilizar el ordenador durante un tiempo adecuado limitado, que no reste tiempo del estudio, sueño, deporte, amigos o familia.

Y por supuesto, como ante todo se debe respetar la libertad de los hijos, se deben establecer reglas acordadas con ellos (no impuestas sin más) para el uso de internet, las cuales, se deberán acatar una vez que se hayan definido. No debemos olvidar que el objetivo último de la educación es hacer personas libres y responsables.


NOTA: La información utilizada en este comentario ha sido obtenida del folleto editado por la Dirección de Comunicación de FOMENTO de Centros de Enseñanza denominado “Internet, chats, videojuegos y móviles. Criterios para un uso responsable”.

2 Comments:

Blogger sinretorno said...

Millón de gracias por el link, yo lo haré pero soy malo para la informática. Muy bueno el post. Si me permites un consejo, quizás haciéndolos más breves se lean mejor, pero es una opinión . Abrazo y enhorabuena por tu hombría de bien.

3/10/06 19:22  
Blogger Luis Fuertes said...

Sinretorno, gracias por tu comentario y por los parabienes que me dedicas. He pensado varias veces lo de la longitud del texto y pienso que tienes razón, pero dados los temas que trato, son tantas las cosas que se deben decir que muchas veces no se por dónde cortar. Espero ir haciéndote caso poco a poco (por lo menos lo voy a intentar)
Un abrazo.

4/10/06 18:22  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home