31 diciembre, 2006

UN NUEVO AÑO


Estamos a unas horas de recibir el nuevo año. Este 2007 que, al igual que los años anteriores, a estas horas esperamos que venga cargado de buenos deseos y del que anhelamos todo lo mejor. Y es costumbre que, en estos momentos anteriores a que suenen las doce campanadas que despiden los 365 días pasados, hagamos balance de lo bueno y malo que nos han deparado y formulemos los propósitos que, como siempre, nunca llegaremos a cumplir; esos grandes propósitos que deberán marcar nuestras actuaciones durante los doce meses que tenemos por delante, pero que pasadas apenas unas horas, habremos descartado por imposibles.

Mi deseo para este nuevo año es que la sociedad vuelva a confiar en la familia, que desaparezcan los ataques que cada vez con mayor frecuencia se suceden contra esta institución, y que sepamos predicar con el ejemplo ante los que no piensan igual que nosotros. Y que estos propósitos los repitamos todos los días y hagamos balance de ellos por la noche, antes de irnos a dormir.

Desde La Familia les pido que sean mejores esposas, hijas y madres, o mejores maridos, hijos y padres. Por mi parte lo voy a intentar con todas mis fuerzas, a pesar de que soy consciente de todas mis limitaciones. Y es el único empeño que me he propuesto hoy, festividad de la Sagrada Familia, ante el Belén.

¡¡¡FELIZ 2007!!!

Etiquetas: ,

1 Comments:

Anonymous Rosario said...

Pues yo creo que gracias a Dios somos unas cuantas familias las que tenemos esos mismos propositos, y si predicamos con el ejemplo, como tu indicas, seremos muchas más. Feliz año 2007.

5/1/07 22:38  

Publicar un comentario

<< Home