22 noviembre, 2006

EL “BUENISMO”


De un tiempo a esta parte se ha ido implantando en la sociedad de los países avanzados una nueva cultura basada en sucedáneos de conceptos tales como PAZ, AMOR, TOLERANCIA, RESPETO, CONCORDIA, ..., todos ellos muy loables en sus fines, pero aplicados de una forma que no está en consonancia con el significado que quieren transmitir. Me refiero al “BUENISMO”, una manera de vida que, desde el sentimiento, busca transmitir la idea de que el hombre sólo debe rendir cuentas de su forma de actuar ante la sociedad y ante la historia. Esta ideología trae consigo, como dijo recientemente el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Manuel Monteiro de Castro, “consecuencias desastrosas” y recalcó que “la historia del Antiguo, del Nuevo Testamento, así como la de estos últimos siglos y la de nuestros días, nos muestra las barbaridades cometidas teniendo como base una ética sin referencia a Dios".

Nos preocupamos, pero sólo durante el tiempo que duran las noticias en la televisión, de la patera que llega a nuestras costas cargada de inmigrantes exhaustos; lloramos por los muertos en actos de terrorismo, pero únicamente el día en el que ocurre la desgracia; ponemos a Dios en “solfa” por permitir que sucedan catástrofes como los tsunamis o los terremotos, sin embargo en apenas cuarenta y ocho horas hemos vuelto a “la normalidad”. Aplaudimos en los funerales al difunto (creo yo que siguiendo una fea costumbre), acompañamos en el sentimiento a cantantes y folclóricas, sufrimos con las “desgracias” que les suceden a personajes de la “jet”, ..., pero nos olvidamos de lo más básico como es la dignidad propia de cada hombre, la vida humana como valor fundamental y el valor de la identidad característica de todo ser humano. Estamos sacando a Dios de nuestras vidas, amoldando sus enseñanzas a nuestros intereses, interpretando su palabra a nuestro libre albedrío y quedándonos sólo con aquellas cosas del Evangelio que no nos cuestan sacrificio. En esta tesitura, ¿cómo vamos a transmitir a nuestros hijos una verdadera educación basada en valores y virtudes? ¿qué nos responderán cuando vean la incoherencia que existe entre lo que les enseñamos y lo que luego hacemos? ¿cómo actuarán ellos el día de mañana cuando afronten las obligaciones y responsabilidades de crear una familia?

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Anonymous Anibal said...

Aunque no lo parezca tus dos ultimos comentarios están muy relacionados. El buenismo es un producto mas, o quizás el origen, de una sociedad preocupada del bienestar material y que para alivir la conciencia se ha inventado el "buenismo". Todo es ideal, pura bondad .... se educa a los hijos sin que les falte nada material, se les protege, se les dan cosas pero no se les transmiten ni valores ni se les ayuda a vivir virtudes. Todo queda en la esfera de los sentimientos=buenismo. La respuesta es una vida sin sentido, vacia en la que el otro sirve en la medida en que me interesa. ya se que estoy un poco negativo pero es que hoy tengo el dia tonto, que le vamos a hacer. Aun asi tengo mucha confianza en el futuro por que hay muchas personas como tu y como yo jajajaja ¡Humilde me llaman!

22/11/06 20:20  
Blogger Cristian said...

Luis:

Al leer tu post, pareciera estar leyendo en algo la última declaración de la conferencia Episcopal Chilena sobre algunas cosas que les preocupan a los Obispos en mi país. Muy bueno tu post, por desgracia, muy cierto. Bendiciones.

23/11/06 05:10  
Blogger estarjo said...

Muy bueno, dices unas grandes verdades de las que muchas veces ni nos damos cuenta y nos dejamos arrastrar por un sentimentalismo "fugaz" que desaparece en seguida. No está mal ese sentimiento, pero si sólo dura un día y no se apoya en nada no deja de ser un sentimiento barato, aunque suene un poco duro...

23/11/06 12:28  
Anonymous Marycharo said...

Hola Luis estoy leyendo tus últimos post, ahora que tengo un rato en medio de todas las enfermedades que me rodean, y me quedo con este para comentar.
Recordaba una conversación con un amigo sacerdote donde nos animaba a dejar de leer tanto libro de espiritualidad (que no es malo) y leyéramos más la fuente, contempláramos/escrutáramos la Fuente es decir la Biblia. Pero claro en la Biblia no solo hay "buenismos" también hay exigencia, compromiso, responsabilidad, renuncia, sacrificio y eso ... "no gusta". Saludos. Marycharo.

27/12/06 18:31  

Publicar un comentario

<< Home