11 diciembre, 2006

UN POCO DE RESPETO, POR FAVOR

Todavía resuenan en mis oídos las palabras emitidas -en un idioma desconocido para mí- en actitud amenazante por algunos dirigentes fundamentalistas islámicos. Aún conservo grabadas en la retina de mis ojos las imágenes de una multitud enfurecida, agitada cual jauría humana, con carteles insultantes que hacían referencia a la aparición de unas viñetas sobre Mahoma o a una interpretación errónea de las palabras de nuestro Papa, Benedicto XVI, en una ciudad de Alemania. Y es que, aunque nos parezca exagerado, así reacciona la gente en muchos países cuando se sienten insultados y ofendidos en sus creencias.

Sin embargo, los católicos parecemos hechos de otra pasta. No reaccionamos contra nada; y que conste que no digo que lo tengamos que hacer de forma violenta, pero creo yo que tampoco debemos estar callados ante atropellos a nuestras convicciones. El pasado viernes, festividad de la Inmaculada, en el diario Gara (órgano de comunicación de Batasuna-ETA) se publicó un artículo de opinión titulado “Me cago en la virgen” firmado por un elemento del mundo radical proetarra cuyo único objeto era el de protestar “por la represión del terrorismo” (?). El degenerado que profiere la blasfemia (la cual repite en el pseudo-artículo hasta diez veces) es la muestra más palpable del talante que se ha adueñado de la sociedad española desde que el estado se ha empeñado en claudicar ante la banda terrorista ETA. También es una muestra de la decadencia moral que se vive en nuestra sociedad, en la que hasta los obispos vascos piden "un esfuerzo de todas las partes" para avanzar en el llamado "proceso de paz", aun a costa de hechos penosos como el que nos ocupa. Y a estas alturas no entiendo cómo es posible que para llamar la atención sobre cualquier hecho, lo más “progre” sea insultar a los católicos.

Ruego a mis lectores que perdonen este desahogo, pero no he podido evitar dar mi opinión en defensa de mi Madre del Cielo. Ruego también que me perdonen por la imagen elegida para acompañar este comentario. Y ruego también a la basura que no se ofenda por haberla elegido para representar al sinvergüenza de Xabier Silveira (que en el mismo panfleto, meses atrás titulaba otro de sus desbarres mentales “Dejadnos mataros en paz”).

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

Todo está relacionado, hay pocas casualidades y posiblemente sería imposible que alguien como Rodríguez el Traidor fuera Presidente del Gobierno si no estuviese tan extendida la miseria moral en nuestro dolorido país.

12/12/06 06:13  
Blogger dimas said...

Luís, no sabia de esa basura, pero la mierda solo atrae mierda. Estuve dos años y medio destinado en Munguía y sentia angustia con ver lasa caras de ciertos personajes: Idigoras, Itziar aizpurua, Taxio Erquizia. Si es que estos cabrones son feos, joder que no he visto un puto/a radical que sea un adonis, son acomplejados malos y para mi en absoluto representan al pueblo vasco. ¿Que se puede esperar de quienes viven literalmente de la extorsión y el chantage?. ¿Acaso nos puede sorprender algo la actitud de quienes abandonan a aquel que los sostiene en el ser?. Dice un refren de los bereberes, sientate a la puerta de tu casa y veras pasar el cadaver de tu enemigo, al final no triunfaran y el primer cadaver que veremos pasar sera la carrera politica de Zapatero.Nadie que ha metido una vibora en su cama aunque haya sido por compasión, haamanecido a la mañana siguiente.Perdona el lenguaje pero tambien ha sido un desahogo.

un saludo

12/12/06 19:21  
Blogger Semilla said...

Hace bien desahogharse, creo que tienes mucha valentia para defender lo que sintes y crees.
El mundo está loco, pero no hay que darese por vencido, aunque uno sienta que va "perdiendo por goleada"... cuando uno está con Dios a nada teme, nada le falta.
Tengo mucho sueño, espero haya escrito algo comprensible, si no pido disculpas.
CARIÑOS MILES

13/12/06 05:52  
Blogger Luis Fuertes said...

EL CERRAJERO

Efectivamente, la miseria moral está muy extendida en nuestro país ... y en otros muchos. Pero no debemos ser pesimistas; al contrario, tenemos la obligación de poner de nuestra parte cuanto sea posible y ahogar el mal con abundancia de bien.
Graias por tu comentario. Saludos

13/12/06 12:32  
Blogger Luis Fuertes said...

DIMAS

Amigo mío, entiendo perfectamente tu desahogo. He vivido seis años en San Sebastián y he podido comprobar todo lo que tu dejas entrever en tu comentario. Pero como tu bien dices, al final no triunfarán. No hay nada mas que dar un vistazo rápido a la historia para ver que situaciones de este calibre (e incluso muchísimo peores) se han ido sucediendo casi de forma cíclica y al final siempre ha ganado el bien y el sentido común.
Gracias por tu visita. Un abrazo.

13/12/06 12:45  
Blogger Luis Fuertes said...

SEMILLA

No solo es comprensible lo que has escrito, sino tremendamente acertado: "cuando uno está con Dios a nada teme, nada le falta".
Y es esa seguridad la que da fuerzas para defender unos principios, unas ideas y unas normas.
Estate segura de que no nos daremos por vencidos, por mucho que el mundo se vuelva contra nosotros, porque estamos convencidos de que el mal nunca podrá llegar a ganarnos.
Gracias por tus ánimos. Saudos.

13/12/06 13:23  
Blogger Cristian said...

Tu siempre tan valiente Luis. Sigue así. Bendiciones-.

15/12/06 05:46  
Blogger Luis Fuertes said...

P. CRISTIAN

Gracias por sus bendiciones y por sus ánimos. Hace algún tiempo alguien me dijo que había que luchar sin desfallecer por aquello en lo que se cree. Desde entonces lo estoy intentando, unas veces con más acierto y otras con menos, pero siempre sin caer en el desánimo. A esto se le puede llamar valentía, aunque yo creo que solo es tratar de vivir normalmente.
Que Dios le bendiga.

15/12/06 10:20  

Publicar un comentario

<< Home