10 enero, 2007

LA VIDA RESUELTA

“Mi hijo nació en el momento justo, cuando ya tenía la vida resuelta, cuando ya había viajado por todo el mundo, había hecho todo aquello que quería hacer en la vida y sabía lo que quería”. Suena un poco egoísta ¿verdad?. Sin embargo es un fiel reflejo del pensamiento que cada día va ganando más adeptos en la sociedad. Se trata de un extracto de la entevista realizada a una madre de 50 años que relata como fue su experiencia en la maternidad tardía. Y es que no es nuevo el que, con el acceso a cotas de mayor bienestar, otra de las consecuencias que se dan es el retraso de la edad con las que las mujeres tienen su primer hijo. Sin ir más lejos, en España la media de edad de la maternidad se sitúa hoy en 31 años, mientras que a finales de los noventa se encontraba en los 29.

Pero lo que es más significativo es el incremento que se ha experimentando en el número de niños concebidos por mujeres de entre 40 y 50 ó más años. En apenas dos años se ha pasado de 10.067 nacimientos a 14.896, lo que supone un aumento del 48% (el 70% en madres con edades entre los 46 y los 50 ó más años). E incluso hace unos días hemos conocido el caso de una
mujer de 67 años (primeriza) que ha dado a luz gemelos.

Prescindiendo de los mayores riesgos que se sufren en el embarazo a esas edades, existen una serie de desventajas que desaconsejan esta práctica tales como: la menor energía que tienen las madres para criar a un bebé; la tendencia a malcriar a los hijos (más propia de abuelas que de madres) dándoles todos los caprichos por ser “niños joya”; la sobreprotección que se tiene hacia ellos por ser niños muy deseados; o la tendencia a dar en exceso afectividad y cariño, lo cual puede ahogar la iniciativa del niño y obstaculizar su evolución. Pero sin duda el hecho más determinante para que al menos las mujeres se piensen la maternidad tardía es que cuando los hijos estén en edad de casarse, tendrán que cuidarlas a ellas que para entonces serán octogenarias. Eso, si los hijos no aplican el mismo criterio del párrafo inicial y mandan a sus madres a un asilo.

¡Son los riesgos de seguir la corriente egoísta que impera en la sociedad!

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger cambiaelmundo said...

Tus posts son tan buenos que se hace difícil poner comentarios. Hace unos días le decía a un amigo, compañero de raquetazos, que ya estaba tardando mucho en casarse, y que cuando tuviera hijos le iban a coger mayor, y el caso es que lo admitió sin más. Hay como una especie de incapacidad para salir del estado de narcotismo, se ven las cosas, pero faltan las fuerzas.
Está urgiendo nuestra revolución, para remover las conciencias adormecidas.

10/1/07 20:30  
Blogger Miblog. Ángel said...

El tener hijos para algunos es secundario, el planteamiento es, dicen esos, "disfrutar de la vida" y los hijos después.

11/1/07 09:07  
Blogger dimas said...

Luís que razón tienes reto 2007 ¡cambiar las conciencias!

16/1/07 00:28  
Blogger Águila libre said...

Hola: Eso se está viendo en todos los países, primero "disfrutar la vida" después el resto.

Yo me casé vieja, bueno a los 26, por lo que obvio que no podía tener hijos antes, pero sólo esperé 6 meses a quedar embarazada, y no por no querer, sino porque Dios decidió mandarme mi primera hija en ese momento.

Y es tan cierto, que a mayor edad más cuesta tener paciencia con los niños, entenderlos y tener la capacidad física para cuidarlos. También creo que debe ser super dificil tener hijos mientras mas se avanza en la edad, y claro que en el caso de quienes deciden hacerlo deben ser super malcriadoras.

Yo siento que el problema es que las prioridades están cambiando tal como esta cambiando la forma de ver la vida, sin valores, sin fe, y sólo pensando en si mismos. Un mal de la sociedad que parece que esta ganando más adeptos cada día.

Ojalá este "avance" en el mundo se cambie y las prioridades cambien. Es cierto que dan ganas de tenerlo todo para ofrecerlo a nuestros hijos, pero como en mi caso, igual se los he dado y si Dios lo permite, podré estar al lado de ellas más tiempo para intentar guiarlas en este dificil mundo que les está tocando vivir.

Un fuerte abrazo,

María Paz

16/1/07 18:21  
Blogger Luis Fuertes said...

CAMBIAELMUNDO

Yo ya estoy preparado para comenzarla y mientras tanto, me dedico a calentar motores con mis comentarios. Se que tú haces lo mismo, así que si encontramos media docena más podemos empezarmañana mismo.
Un abrazo.

29/1/07 00:10  
Blogger 21464578 said...

Yo, fui mamá muy joven, a los 19 años, en ese momento, me sentia mal muchas veces, pues mis amigas salian , se divertian, trabajaban, y hacian muchas cosas que yo no podia hacer, pero hoy tengo 38 tengo 3 hijos, de 19 18 16 y me es muy facil comprenderlos y aconsejarlos, hoy soy profecional, soy ing civil,trabajo, estoy divorciada,y me siento una mujer realizada,, no solo como mujer sino como madre, tambien tengo un hombre que me ama y a fin de año me caso si Dios quiere, el tiene 54 años y hemos decidido no tener hijos, pues a su edad, no podria ayudarle como se debe... bueno a donde voy es que el hecho de tener hijos joven no es sinonimo de retrazo, pero el tener hijos tan mayores no solo nos deja sin energia para atenderlos, sino que nos hace algo incapaces de entender su forma de pensar, y por ende disminuye nuestra capacidad de guiarlos en un mundo cada vez mas dificil.

25/2/07 02:13  
Anonymous yolis said...

Depende mucho de las prioridades de cada persona, ahora las mujeres quieren realizarse profesionalmente antes de tener hijos, en lo personal creo que ambas cosas pueden manejarse a la par, porque no hay como ser mamá y disfrutar a un hijo siendo joven aún.

30/11/11 21:54  

Publicar un comentario

<< Home