08 abril, 2007

EL TRIUNFO DE JESUCRISTO


“El día del triunfo del Señor, de su Resurrección es definitivo. ¿Dónde están los soldados que había puesto la autoridad? ¿Dónde están los sellos, que habían colocado sobre la piedra del sepulcro? ¿Dónde están los que condenaron al Maestro? ¿Dónde están los que crucificaron a Jesús?... Ante su victoria, se produce la gran huida de los pobres miserables. Llénate de esperanza: Jesucristo vence siempre". (San Josemaría Escrivá, Forja, 660)

Ayer, en la Vigilia Pascual, el Santo Padre Benedicto XVI dijo en su homilía “Éste es el júbilo de la Vigilia Pascual: nosotros somos liberados. Por medio de la resurrección de Jesús el amor se ha revelado más fuerte que la muerte, más fuerte que el mal. El amor lo ha hecho descender y, al mismo tiempo, es la fuerza con la que Él asciende. La fuerza por medio de la cual nos lleva consigo. Unidos con su amor, llevados sobre las alas del amor, como personas que aman, bajamos con Él a las tinieblas del mundo, sabiendo que precisamente así subimos también con Él. Pidamos, pues, en esta noche: Señor, demuestra también hoy que el amor es más fuerte que el odio. Que es más fuerte que la muerte. Baja también en las noches y a los infiernos de nuestro tiempo moderno y toma de la mano a los que esperan. ¡Llévalos a la luz! ¡Estate también conmigo en mis noches oscuras y llévame fuera! ¡Ayúdame, ayúdanos a bajar contigo a la oscuridad de quienes esperan, que claman hacia ti desde el vientre del infierno! ¡Ayúdanos a llevarles tu luz! ¡Ayúdanos a llegar al «sí» del amor, que nos hace bajar y precisamente así subir contigo! Amén”.

Hoy, en su tradicional mensaje transmitido al mundo, añadió “¡Hermanos y hermanas en la fe, que me escucháis desde todas partes de la tierra! Cristo resucitado está vivo entre nosotros, Él es la esperanza de un futuro mejor. Mientras decimos con Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!», resuena en nuestro corazón la palabra dulce pero comprometedora del Señor: «El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo premiará»”. Y terminó su mensaje diciendo “también nosotros, unidos a Él, dispuestos a dar la vida por nuestros hermanos, nos convertimos en apóstoles de paz, mensajeros de una alegría que no teme el dolor, la alegría de la Resurrección. Que María, Madre de Cristo resucitado, nos obtenga este don pascual”.

Yo sólo puedo añadir, amigo lector, mi deseo particular para ti: ¡¡¡Feliz Pascua de Resurrección!!!.

Etiquetas: , ,

5 Comments:

Blogger Solo Yo said...

Feliz Pascua!!!!!
Ojala te hallan dejado hartos huevitos de chocolate!!
Saludos

9/4/07 00:18  
Blogger Solo Yo said...

Feliz PASCUA!!!!!!!

9/4/07 00:18  
Blogger Cristian said...

Luis:
Feliz pascua de Resurrección a ti y los tuyos. Bendiciones.

10/4/07 06:00  
Blogger elsa nyny said...

Olá !
passei por cá e adorei o teu blog!
Gostaria muito que te juntasses a nós, no blog - http://raizesdomundo.blogspot.com, pois queremos que seja um blog a nivel mundial, inde há já pessoas de vários paises, a lingua não é obstáculo!! Junta-te a nós, envia-me o teu email para:
nyny.sek@gmail.con - e de seguida te enviarei o convite para te tornares autor do mesmo!
Fico á espera!!!
Muita força!!!

11/4/07 00:28  
Blogger Semilla said...

¡Que la luz de Cristo llegue a todo rincón!... que seamos dignos de servirle... ¡que nos alegremos hoy y siempre con Su resurreción!...

Cariños miles

11/4/07 02:07  

Publicar un comentario

<< Home