18 septiembre, 2007

CREANDO “GALLIFANTES”


Se consumó la amenaza contra el sentido común. Después de varios meses de anuncios y desmentidos y de varios debates no exentos de polémica, el gobierno del Reino Unido ha claudicado ante las presiones de una parte de los médicos, de algunos científicos y de asociaciones representantes de enfermos de diabetes, párkinson o alzhéimer, y ha dado su visto bueno a la investigación con embriones híbridos “humano-animal”. Y es que la historia se repite una y otra vez para que volvamos a asistir perplejos a un nuevo episodio de la lucha del hombre por llegar a ser Dios.

Siempre se hace de la misma manera... Poniendo como pantalla la necesidad de investigar para mejorar los beneficios que están sin explotar en algún campo de la ciencia (que curiosamente siempre es el de la bioética), primero se vulnera “un poco” la ley, lo suficiente como para generar un debate sobre la conveniencia de modificarla. Luego, durante un tiempo determinado, se hace una campaña mediática en la que se presentan los “enormes” beneficios que se conseguirán si se reforma la ley. A continuación se busca un “caso lacrimógeno” que será expuesto a “bombo y platillo” en todos los medios de comunicación y al mismo tiempo se ataca y denigra a quien se le ocurra disentir. Por último se minimizan los “daños colaterales” ocultándolos o haciendo ver que en su tratamiento se han seguido escrupulosamente unas pautas que evitan su manejo indiscriminado. Es la misma historia que ya vimos en
El marketing del mal, solo que esta vez se ha ido demasiado lejos, al haber roto todas las barreras de la ética, traspasando la frontera del cruce de distintas especies que hasta la fecha estaba prohibida en el campo de la biotecnología.

Parece ser que uno de los mayores impulsores de esta aberración ha sido Ian Wilmut, responsable del equipo que clonó a la oveja Dolly, quien no ha escarmentado aún de su experimento anterior que terminó con una muerte acelerada del desgraciadamente famoso animal debido a los tumores que se propagaron por su cuerpo. Es muy probable que ahora quiera hacerse famoso de nuevo anunciando la creación de un
“Gallifante”, pero en el fondo lo que quiere es seguir matando seres humanos (esta vez, según sus propias afirmaciones, embriones humanos al 99%) sin “el impedimento de la escasez de óvulos humanos que existe actualmente” ya que “sólo (¿?)” hay los que se descartan en los tratamientos de fertilidad.

Etiquetas: , , , , , , ,

5 Comments:

Blogger Benita Pérez-Pardo said...

¿embriones híbridos?. NO tenía ni idea. Qué locura!!!.

18/9/07 10:00  
Blogger Ángel said...

Estamos locos

18/9/07 11:48  
Blogger mueblestilo (yhallo) said...

Gracias, Bendiciones , mi blog junto a mi Dios me fortalecieron en estos difíciles momentos, Bendiciones.

22/9/07 17:00  
Blogger Das Gretchen said...

¿Y porqué no? Si admitimos que la vida de un ser humano puede depender de la apetencia de otro... ¿porqué no ya puestos hacer experimentos?
¿Cómo acabará esto, Luis?
Me decía un familiar al que adoro que no podría no ir a votar a las urnas porque concibe que sino colaboraría con la "no-democracia". Maldito mal menor... Sólo un poco de confianza en el futuro... pero para eso se precisa esperanza, algo que por doquier nos quieren robar a diario...

25/9/07 16:27  
Blogger Jorge Gajardo Rojas said...

En mi blog hay un post sobre el tema.Especificamente la clonacion.Creo si que sienbdo contrario al mal uso de algunas cosas si se puede mejorar o salvar la vida es positivo.Tambien está la posicion contraria de defender abstracciones que no existen en el mundo real.Como en el caso del aborto.Un integrismo catolico puede prohibir hasta los pensamientos sobre el tema.Pregunta el 90% de las mujeres del mundo toman anticonceptivos y no por eso son pro aborto.Hilando fino tener relaciones sexuales sabiendo que no va a haber gestacion aun cuando la mujer está en estado fertil seria sutilmente una forma de aborto?

6/12/07 18:10  

Publicar un comentario

<< Home